“El setenta aborda una forma de expresión cinematográfica y de temática social”, Sergio Olhovich

El director ganador de la Medalla Salvador Toscano aparece en CINE MEXICANO DEL 70: LA DÉCADA PRODIGIOSA
•En el setenta dirige siete largometrajes, entre ellos “Muñeca reina” y “La casa del sur”
•Prepara el rodaje de dos películas: “1938” y “La rosa de California”

Hace unos días el director mexicano de origen ruso Sergio Olhovich, recibió la Medalla Salvador Toscano al Mérito Cinematográfico 2014, distinción que otorga la Cineteca Nacional, la Fundación Carmen Toscano y la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas, gracias a su trayectoria como director, guionista y productor.

Esta medalla, que se entrega desde 1983, reconoce a aquellos cuyo legado ha significado un avance para el desarrollo artístico de nuestro cine.

Con poco más de 40 años de trayectoria en la industria cinematográfica, durante su carrera ha sido fiel a su concepción sobre el cine; tal y como lo ha demostrado desde el inicio de la misma, de la que habla en el libro “Cine Mexicano del 70: La Década Prodigiosa”, del periodista e investigador Fabián Polanco.

La carrera de Olhovich consta de 14 largometrajes y por los menos 15 cortometrajes, iniciando en 1971 con “Muñeca reina”, filme que dejó ver su interés en llevar obras literarias a la pantalla grande; así como “Coronación” (1975); “Llovizna” (1977); y “El infierno de todos tan temido” (1979), esta última considerada una de las más críticas de esa década.

“Yo debuté en 1971 con ‘Muñeca reina’, un cuento de Carlos Fuentes; al año siguiente dirigí ‘El cuento de un hombre solo’, con un guión mío. Era una década en la que chistosamente caí parado, porque ya estaba en el CUEC, y luego fundamos esta empresa productora que tenía mucho dinero, así que aproveché y filmé siete películas.

“Siguió ‘La casa del sur’ (México, 1975). Para ese entonces la compañía, fundada por ocho de nosotros, se llamó Directores Asociados Sociedad Anónima (DASA Films), y estaban Alberto Isaac, Gonzalo Martínez, José Estrada, Juan Manuel Torres, Miguel Littin —venía de Chile después del golpe contra Salvador Allende—, y después se incorporaron Raúl Araiza, llegado de Televicentro; y Alfonso Arau”, menciona Sergio Olhovich en el libro editado por SamSara Editores.

En el texto, el cuestionar a Olhovich sobre si era benéfico hacer cine en el setenta, pero sobretodo si dejaba ganancias económicas, señaló que “sí, porque nos asociamos con el CONACINE (Consejo Nacional de Cinematografía), que era empresa del Estado. Eso nos permitió hacer películas con buenos presupuestos estatales y temáticas totalmente diferentes, cercanas a lo social. Como había todo el apoyo del gobierno se estrenaban en las mejores salas; se les hacía mucha publicidad y la gente iba a verlas películas, eso hacía que fueran buenas”.

Así surgieron más empresas productoras. Después de “Casa del sur” rodó “Coronación” en el año de 1975, con Ernesto Alonso y un guión de una novela chilena.

“Luego vino el cambio en 1976, cuando llegó la señora Margarita López Portillo, hermana del presidente que sucedió a Echeverría; una mujer que era exactamente todo lo contrario a Rodolfo Echeverría… y le dio en la torre al cine. Metió al ‘bote’ a varios cineastas. A mí me persiguió, siendo una época en la que me tuve que esconder, pues había una orden de arresto en contra mía, todo por hacer una película.

“Sin embargo, en 1977, todavía logré hacer ‘Llovizna’, con un contrato que todavía tenía firmado en la época de Echeverría y se me respetó”.

Además de su trayectoria como cineasta, el trabajo de Sergio Olhovich se ha caracterizado por su lucha incansable por dignificar al cine mexicano, como lo fue su participación en la fundación de la compañía productora Marco Polo, en el impulso de las cooperativas de producción cinematográfica y finalmente dedicado a la docencia desde el año 2000.

Durante la entrega de la Medalla Salvador Toscano al Mérito Cinematográfico 2014, el también guionista y productor externó que es difícil hacer películas para un cineasta con una mentalidad como la suya y adelantó que está preparando dos películas, la primera se llama “1938” y trata sobre la expropiación petrolera, y la segunda cinta lleva por título “La rosa de California”, la cual aborda una historia de amor basada en hechos reales.

“Si tengo la suerte de filmar esas otras dos películas me daré por bien servido y quizá con eso, podré terminar mi carrera cinematográfica”, concluyó Sergio Olhovich.

Considerado por muchos como el encargado de marcar una importante etapa dentro de la filmografía nacional contemporánea, el cine mexicano realizado en la década del setenta es recordado como aquel que propició el surgimiento de jóvenes directores, que en décadas anteriores habían tenido cerradas las puertas de la industria.

Esta es una década emblemática que marcó a las siguientes generaciones de cineastas por las posibilidades y los retos de plasmar en la pantalla grande lo no permitido, ni sospechado hasta entonces.

En su segundo libro, realizado de manera independiente, “Cine Mexicano del 70: La Década Prodigiosa” (SamSara Editores), el periodista Fabián Polanco realiza un viaje a esa década llena de rupturas y altibajos, a través de las conversaciones que sostuvo con varias luminarias, lo mismo actores como directores, que jugaron un papel importante en esa etapa del cine mexicano y que ayudaron a que se convirtiera en una de las más importantes de la historia contemporánea del cine mexicano.

Alfredo Joskowicz, Ana Ofelia Murguía, Carmen Salinas, Diana Bracho, Ernesto Gómez Cruz, Felipe Cazals, Fernando Allende, Gabriel Retes, Gonzalo Vega, Héctor Bonilla, Ignacio López Tarso, Leticia Perdigón, María Rojo, Mario Almada, Pilar Pellicer, Rafael Inclán y Sergio Olhovich son algunas de las luminarias que aparecen en este libro, quienes con sus narraciones ayudan a comprender esta etapa del cine mexicano.

Durante las charlas, cada una de ellas hizo un viaje por el tiempo pasado, para recordar cuales fueron sus trabajos más importantes en el setenta; además de dar su punto de vista sobre la situación que se vivió en esos momentos dentro de la industria cinematográfica nacional.

Fotografía: Esaú Ponce.

CINE MEXICANO DEL 70: LA DÉCADA PRODIGIOSA (SamSara Editores), del periodista e investigador Fabián Polanco está a la venta en el correo electrónico: decadaprodigiosa1970@gmail.com; en el Facebook: CineMexicano70DecadaProdigiosa; y en el número telefónico: 04455 1344 2546. Precio del ejemplar: 300 pesos, más gastos de envío.

Compartir
Share

También te puede gustar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Share