FUERZAS ARMADAS CLOWN; LA RESISTENCIA DE LAS NARICES ROJAS

I

¿POR QUÉ EL CLOWN?

Creo que antes de hablar de las FAC debería explicar primero ¿Por qué apostarle al clown como herramienta de cambio social? Admito que mi respuesta real sería un rotundo; ¿Y POR QUÉ NO? Sin embargo, y por esta ocasión en que se está tomando el placer de leernos, haré caso omiso a la razón para explicárselas. Antes que nada debe saber una cruda y temible verdad (si no fuera porque escribo, susurraría al decir esto): ¡Todos estamos locos! Entiéndase Locura como determinado comportamiento que rechaza las normas sociales establecidas. Desequilibrio mental, por el cual un hombre o una mujer padecen de delirios enfermizos, impropios del funcionamiento normal de la razón, que se identifican por la realización de actos extraños y destructivos… Hemos roto el equilibrio con las leyes naturales en algún punto y ahora todo se tambalea en un caos que parece difícil de parar, menos pensar en revertirlo. La esperanza por una buena vida se desmorona como la inestable economía global o un polvorón de nuez sumergido en café con leche durante más de once segundos, para los niños de todas las edades que nos leen.

Aun así estamos dispuestos a vivir el tiempo que nos toca, entre lo bueno y lo malo, tirándole a algo mejorcito, compartiendo tiempo, tierra y destino. Lo más factible sería reconciliar en vez de confrontar, proponer y actuar, pero ¿Quién, cómo, dónde harán eso? Si la norma en este sistema es que tengamos que resignarnos a la “realidad” a la que nos someten y no hagamos nada, hay que estar locos para intentar hacer las cosas diferentes a como ocurren ahora. La gran ventaja es que, como ya dije al principio, todos estamos locos. Sólo hay que reprogramar el enfoque de esa locura, la energía que nos mantiene con vida, encontrar ese momento en nuestras vidas en el que empezamos a perder nuestra capacidad de observar, imaginar, crear, creer y hacer. El clown, ese personaje polifacético e irreverente de nariz roja, goza de sensibilidad y visión por la vida que le permite estar en constante construcción de su propia realidad a través del juego, el contacto con el público, sus habilidades con objetos, magia, malabares, baile, cuentacuentos, acrobacias o el simple hecho de salir bien librado de un problema en el que la mayoría de las veces el mismo se metió, tal cual nos sucede en la vida real a cualquiera. Por eso es también un espejo de la sociedad en el que caven todos los papeles y tipos de locuras, llevadas a la exageración caricaturesca y a veces poética, usando sólo una nariz roja como punto de partida y otras veces, incluso sin ella.

La nariz roja, la máscara más pequeña del mundo, a diferencia de otras máscaras, su magia radica en que, en lugar de ocultar, lo que pretende es mostrar. Es cuando muestra o deja en evidencia algo, alguien o él mismo, directa o indirectamente, que puede sacudir la conciencia de quien sea a través de la risa y la reflexión. Bien lo ha dicho Maestro Clown Azíz Gual: “El clown es el lenguaje del corazón”. De ahí que la imagen del clown o payaso esté presente de alguna manera en casi todas las culturas alrededor del planeta y a lo largo de la historia de la humidad, incluso me atrevo a decir, desde el momento en el que descubrió la risa.

Actualmente, muchas disciplinas de la ciencia están convergiendo en ideas acerca de los beneficios del reír, meditar, pensar positivamente, tener actividad física frecuente, aprender a comunicarnos, gestionar adecuadamente nuestras emociones (inteligencia emocional) y una conciencia responsable sobre el medio ambiente donde estamos desarrollándonos (inteligencia ecológica). Todo esto es bien aterrizado en los quehaceres y cotidianeidad del clown, la buena noticia es que se puede aprender a desarrollarlo para aplicarlo a nuestra vida diaria. Una vez más, la locura es requerida y re direccionada da buenos frutos.

El trabajo personal para desarrollar el clown se centra en recordar nuestra capacidad de observar profundamente, dudar, investigar (curiosidad), interactuar, sorprendernos, reír con ganas, llorar, perdonar, amar sin rencores… habilidades propias de los niños. Aplicado lo anterior de manera cotidiana; mejora la manera en que nos vemos a nosotros mismos y el mundo, afrontamos los problemas con mayor optimismo, que además aumenta la creatividad para resolverlos y nuestra inteligencia para crear el mejor plan para lograrlo. Así es como el clown en sí mismo es un elemento de protesta-propuesta-cambio por lo que es capaz de experimentar en su interior, observar a su alrededor, así como por lo que proyecta y el mensaje que deja en cada intervención o aparición que hace.

El clown es una herramienta en muchas disciplinas. De este lado del mundo donde aflora la violencia y muerte, no podemos negar que estamos en una guerra de intereses, se ha convertido en un arma para afrontar las circunstancias de manera radical pero pacífica. Podría subestimarse el poder de una nariz roja, por supuesto, pero su rango de alcance puede abarcar la dimensión personal, familiar, social y medio ambiente como pocas armas. Se requieren voluntarios, personas que se interesen, aprendan, se atrevan y colaboren con esta noble misión, que empieza en uno mismo donde se crea el poder que hará la magia para que las cosas sucedan. Así es como en un intento por contrarrestar todo eso que trunca el desarrollo de la humanidad hemos iniciado un proyecto de resistencia civil con narices rojas llamado Fuerzas Armadas Clown (FAC) desde donde pretendemos clownlonizar al mundo, no para controlarlos, sino para que retomen el control de sus vidas, empiecen a darse cuenta de lo que pasa a su alrededor y tomen acciones por su bien y el destino del planeta.

¿Por qué apostarle al clown como herramienta de mejoramiento social? El clown juega, crea, revoluciona, cura, consuela, protesta y resiste desde su sitio donde el destino lo ha puesto y hace lo que tiene que hacer, pero no se quedará sentado de brazos cruzados y eso pueden apostarlo, queridos amigos.

Dr. David Yaurima Parra (Drock)

Direcclown y Líder Nariz Purpura de las FAC.

 

Contacto

FuerzasArmadasClown@gmail.com

FB/FuerzasArmadasClown

12935456_1024964454217915_1434896596_n 12939370_1024964344217926_1705703587_n

Compartir
Share

También te puede gustar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Share