¿Y TÚ QUÉ PREFIERES?, MASIVIDAD O ESTÉTICA

POR: NORMA ANYELIN ORTIZ

ENTRENADORA PERSONAL

 

Hoy se me hace oportuno tocar un tema que constantemente es motivo de debate en este mundo del músculo, sobre todo en esta disciplina que es el Culturismo, yo siempre he pensado que el culturismo es un deporte bonito, cuyo objetivo principal es desarrollar el potencial muscular al máximo que te lo permitan los genes de forma natural, o no, sin perder, el tono, la firmeza y la proporción. Pero, qué pasa cuando buscando estas características de belleza, abusas en la forma y la proporción? A caso esa parte media en lugar de lucir un six pack simétrico y bien proporcionado, se ha convertido actualmente en una prueba visual de negligencia?…

Lo digo porque no hay más que ver físicos culturistas de “antes” en los que se intentaba encontrar un equilibrio entre la definición muscular y el volumen y lo que HOY en la actualidad se observa en los cuerpos de culturismo, es que lucen un abdomen prominente, aún a pesar del cuadro abdominal que se aprecia.

Que quede claro que mi intención no es criticar el culturismo actual, pues yo más que nadie soy una apasionada del músculo, y vaya que cada uno puede tener su propia opinión y habrá personas que disfruten o que les guste ver cuerpos como los que se pueden ver ahora en un Mr Olympia y otros que disfrutamos más viendo cuerpos como eran los de Steve Reeves, el gran Roble; Arnold Schwarzenegger, Francis Benfatto o Frank Zane. En los cuales dominaban las cinturas estrechas y los hombros anchos, Sin embargo, este deporte ha pervertido su concepto original, y por qué me atrevo a decirlo, pues el hecho de ver esos estómagos tan grandes que impidan incluso ver la prenda interior, es de preocuparse, puff, pues lamentablemente quienes conocemos del mundo de la competición sabemos que si se quiere ganar se debe mostrar más volumen que

los demás, y por ello esto se llega a descontrolar. Por qué, no seguir considerando un perfil así y seguir conservando esos físicos clásicos de cintura en su lugar, es decir pequeña y bien definida.

El resto de los atletas que no se dedican al culturismo y que buscan ganar masa muscular y mantener cierta definición, podrían ganar tamaño pero con inteligencia, no sin medida.

El músculo definido parece no sólo más grande de tamaño, sino también más duro y seco. El tamaño grande es algo que nos atrae a muchos, pero pensándolo bien un músculo grande pero recubierto con una gruesa capa de grasa tiene muy poco atractivo y no parece nada impresionante. Por el contrario, uno definido y recortado denota dureza y sobre todo parece tener más volumen del que tiene en realidad, porque cuando la piel que recubre los músculos es fina y sin grasa, estos muestran hasta el último detalle y la imagen que proyectan es más estética.

El frecuente desequilibrio entre masa muscular de miembros superiores e inferiores así como habitualmente encontramos también en ese abdomen abultado no se debería dar a estas alturas del culturismo.

Espero que mi punto de vista te haya servido y comiences a valorar, si es que no lo habías hecho ya, el trabajar esa cintura y estética en general bien proporcionada, con una rutina adecuada y una buena planeación pre competitiva. Ah! Pero eso sí con medida y sin excesos. Anyelin Muscle

“NO PRETENDAMOS QUE LAS COSAS CAMBIEN,

SI SEGUIMOS HACIENDO LO MISMO”.

Albert Einstein

Compartir

También te puede gustar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *