La proteína en los gimnasios daña los riñones ¡un mito fuera de lugar¡

POR NORMA ANYELIN ORTIZ;  ENTRENADORA PERSONAL FITNESS

Por si alguna vez has escuchado que la  PROTEÍNA causa daño a tus riñones… no es así,   y pongamos a juicio qué  daño podría causar su alto consumo a tu organismo. ¡Fuera mito de una vez por todas!.

Desde hace tiempo, tanto en ambientes ajenos a este tipo de disciplinas deportivas como es el culturismo y fitness, como en gente profesional, se ha escuchado el rumor de que las proteínas aumentan el riesgo de sufrir problemas o disfunciones renales. Yo creo que todos al menos una vez,  lo hemos escuchado eso es seguro, yo por lo menos, en varias ocasiones tanto de nutriólogos profesionales o médicos, como cualquier otra persona que comienza a tener el gusto por el gimnasio y las dietas de transformación.

La verdad de  todo esto se resume en que las proteínas no influyen de manera negativa en nuestros riñones por qué?,  ¡ah! pues porque las proteínas conforman la estructura de los tejidos del cuerpo y permiten mantenerlos, reponerlos y hacerlos crecer así como a  los músculos, los órganos y el sistema inmunitario, pues  todos  están construidos en su gran mayoría de proteínas.

 

Debido a este tipo de desconocimiento por parte de mucha gente que entrena, como los que no, siempre te dirán ¡cuidado! con las proteínas, porque dicen….  que te pueden dañar los riñones. Pero, por qué creer algo sin fundamentos y sin que esté comprobado.

El hecho de que alguna persona con problemas por genética; “renales” casualmente en alguna ocasión se le haya administrado cantidades hiperprotéicas en su dieta y se haya agravado un poco  su situación, ni así quiere  decir que ese exceso le cause dicho síndrome, pero bueno, quizás por casos como ese ejemplo se piense o se le atribuye, tanto a personas con esta deficiencia renal como a personas sanas.  Y vaya que es absurdo usar las mismas recomendaciones para personas que no se encuentran en las mismas condiciones, si un riñón está sano y puede adaptarse a un alto consumo de proteínas no tiene por qué tener  ningún problema ¿no?.

Por ello  todo médico y nutricionista que conoce realmente a fondo  el funcionamiento de cada órgano, afirmarán que ningún estudio demuestra que tomar proteínas  ni siquiera en grandes cantidades dañe los riñones,  pues una dieta alta en proteína lo único que hace es que los riñones trabajen con mayor intensidad, pero, eso no quiere decir que los dañe pues mientras trabajan se van adaptando a su nueva función e intensidad,  es como decir que las personas con colon irritable, puedan enfermarse si su dieta es alta en fibra. Así que no tienes porque preocuparte, pues la dieta hiperprotéica solo estimula a desarrollar el músculo. Sin embargo siempre se ha dicho que nada en exceso es bueno, y no creo que el riñón consiga adaptarse hasta el infinito a un mayor y mayor consumo de proteínas, además si se ha visto que la síntesis de nuevo tejido muscular tiene un límite, es absurdo consumir proteínas por encima de dicho límite, como siempre, debemos de buscar el punto medio en el cuál podemos obtener el máximo beneficio con el mínimo riesgo, Y vaya que este mito varias veces se ha caído por su propio peso. Así queee dejemos de hablar por hablar y creer por creer.

 

Pues la proteína es tan buenísima que ayuda a controlar glucosa en sangre e insulina, es una aliada para la pérdida de grasa, ayuda a incrementar masa muscular, acelera el metabolismo y controla mucho el apetito. Lo que sí es importante es siempre tomar junto con ella, suficiente agua.

OJO, SI ERES UNA PERSONA QUE ENTRENA Y DESEA OBTENER MÚSCULO ES IMPORTANTE QUE SEPAS LAS CANTIDADES CORRECTAS  DE PROTEÍNA QUE DEBES CONSUMIR:

Si multiplicas tu peso en kg por 2, te dará un aproximado de la cantidad diaria de proteína que necesitas, por ejemplo: yo peso 57 kg. Fuera de competencia así que 57 kg x 2=114 gms. de proteína, y no son 114g de pollo, puesto que en 100g de pollo hay 30 gms. de proteína, en 4 claras de huevo hay 15 gms., en un batido de proteína hay 24 gms. y así se van sumando. Lo ideal es que si eres mujer consumas de 15 a 30 g de proteína por comida, y si eres hombre entre 25 y 40 gms. distribúyela muy bien durante el día en varias comidas para que tu cuerpo pueda asimilarla y utilizarla mejor.

Ahora si nos dá tantos beneficios porqué creer que te dañará tus  riñones “por Dios”, y por qué no se cuestiona y se pone alerta  ante ciertos abusos en el consumo de alimentos saturados en sodio, azúcares y grasas trans u otros excesos como el alcohol y tantas drogas que si pueden pulverizar realmente no solo los riñones sino el hígado y otros órganos poniendo así en riesgo nuestra salud con la posibilidad de  desencadenar diversas enfermedades.

En resumen las funciones de las proteínas son diversas:

Función estructural: colágeno

Función movimiento: actina y miosina, (proteínas fibrosas que en conjunto, permiten la contracción de los músculos e intervienen en la división celular y el transporte de vesículas.

Función inmune: células defensivas

Función hormonal: hormona de crecimiento.

Función digestiva: enzimas digestivas

Función como transportadora de nutrientes: hemoglobina (capta el oxígeno de los alveolos pulmonares comunicándolo a los tejidos.)

Con toda esta explicación espero realmente quede fuera de tu mente ese “mito”, de que consumir proteína te dañará.

Como siempre lo digo y lo repetiré constantemente, es un gusto compartir todo aquello que es importante, para poder convencer  a todo individuo que opte por tener una buena alimentación, practicar algún deporte y logre así tener un estilo de vida saludable.

 

Toda persona tiene derecho a creer lo que quiera.

Y  otras más,

tienen derecho a comprobar con fundamento esa falsa idea.

Anyelin Muscle.

Compartir

También te puede gustar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *