JULIO CESAR BARRAGÁN ENTREVISTA A “NATALIA LAFOURCADE”

POR: COLUMNA DEPORTE INFINITO

  Ese día, como parte del ritual para realizar una entrevista con una estrella, nos dispusimos a trasladarnos a un hotel de la Cdmx, para ser más exactos en la Colonia Polanco. Ahí nos encontraríamos con “Natalia Lafourcade” quien nos platicaría de lo que está haciendo actualmente y además de unas clásicas preguntas al estilo “Deporte Infinito”. Sí, ella nos confesó cuál es su deporte favorito y otras cosas por demás interesantes.

 

Luego de explorar en géneros y estilos, Natalia Lafourcade encontró que, en este momento, su misión en la vida como cantante y compositora es darle nueva vida al sonido latinoamericano a través de los clásicos, enriquecerse de los autores de antaño enamorados del amor y cuya lírica de sus versos ha trascendido al paso del tiempo, lo que le ha permitido innovar en la música y en letras nuevas. Tal es el caso de su último material discográfico, “Musas”, el cual durante 2017 le trajo muchas satisfacciones.

 

 – JC: Hola Natalia es un placer conversar y chacotear para Deporte Infinito con un servidor Julio César Barragán que por cierto siempre estoy “Con Mucho Power”

      NL: ¡Un gusto Julio¡, pues vamos a darle con Power como tú dices, jejeje venga!!!

– JC: ¿Cómo fue la niñez para Natalia Lafourcade?

      – NL: La verdad fui muy terca, desde chica, me cuesta hacerle caso a los adultos, cuando era niña una vez me llamaron para que me sentara a almorzar, recuerdo, que me fui a escondidas con una amiguita a montar a caballo. Cuando intente montarme  el caballo, se puso nervioso, al no conocerme en un segundo cambió su temperamento y  me golpeó la cabeza con tal fuerza, que me dejó inconsciente por varios minutos y con una cicatriz permanente en mi cara.

Los médicos pensaron que yo iba a experimentar daños graves y permanentes debido a lo hinchado que quedó mi cerebro tras el golpe del caballo: no podía caminar, ni ver, ni coordinar mis acciones más básicas como antes.

Luego de meses de dolorosas terapias e interminables rehabilitaciones, y después de estar sometida bajo severos medicamentos, mi mamá decidió que “la música sería una manera para que sanara más rápido.

Fue una herramienta útil para mí y sí creo, en el poder de curación de la música, y pues a punta de clases de guitarra, flauta y piano me fui aliviando, poco a poco, a la par que también me

estimulaban con lecciones de baile, teatro y pintura. ¡Fíjate Julio!, que “Los médicos les dijeron a mis padres que iba a tomar una medicina que me iba a volver como una autista o como una cabra loca, y bueno, ¡me volví como una cabra loca jajaja!

Te cuento, me ponían un casco en la cabeza para darme choques eléctricos, según que para despertarme todas mis funciones cerebrales”, y creo que se pasaron jajajaj… adquirió una energía incalculable. “Me volvía loca en la escuela y en la casa. Cada año me cambiaban de colegio. Fui un desastre en la escuela. Fue cuando me agarré de la música

 para sanar. Gracias a esa experiencia soy ahora cantante”.

-JC: ¿En quién te inspiras musicalmente?

       -NL: En Violeta Parra y Chavela Vargas, ahorita ese es mi mundo, esas dos grandes mujeres; me di cuenta de que, acercándome al proyecto de Agustín Lara, podía enriquecerme como artista.  Realmente aprendí mucho y entendí que quería ser una buena compositora, mi fuerza en la música se va tejiendo en la parte de escribir canciones, hacer lo que hacían los grandes compositores, que de alguna manera fotografiaban su sentir en el momento histórico y universal, ese es mi sueño; mi interés de acercarme a estos autores es conectar con la riqueza que hay en toda esta música de muchos años atrás y que se vuelve muy interesante cuando mezclas lo de antes con lo de ahora.

 

 

 -JC: ¿Cómo recuerdas a Juan Gabriel ya que tuvieron algunas colaboraciones?

-NL: ¡Ahhh muy lindo!, muy atento, amable, un maestro para mí. Tuve la oportunidad de ser huésped, en dos ocasiones, en su residencia en Cancún. La primera vez estuvimos dos días y en la segunda tres días.

“Fue bastante hermosa la experiencia. Fue un regalo muy bonito tenerlo cerca, y aprender cosas de este valiosísimo ser humano. Tenía una gran capacidad de compartir con los demás sus conocimientos”. Juan Gabriel me propuso que fuera consciente de quién era Natalia Lafourcade. “Me dijo que escuchara mi voz interna, aunque estuviera desafinada y sonara todo feo. Me dijo que saliera de mi zona de confort cada vez que pudiera y así me iba a encontrar con cosas increíbles, que eso me iba a ayudar a conocerme y a encontrar cosas muy valiosas”. Por eso de forma constante, mis proyectos y su andar lo hago a partir de lo que lo que me recomendó Juan Gabriel.

-JC: ¿Ahora cuéntanos cómo se activa Natalia, qué deporte practica?

-NL: ¡Ah, ah, ah! pues me encanta bailar nuevos ritmos, me gusta la música rítmica, me hace sudar mucho y lo gozo bastante, de niña me gustaba mucho correr, jugar a las correteadas -jajaj-, ese es mi deporte Julio -bailar-.

 -JC:¿Con quién te llevas muy chido que sea del medio?

 -NL: Con Xime Sariñana, es amiga, muy linda.

 -JC: Vienes a presentar tu disco ‘Musas’. ¿De dónde nace la iniciativa y la inspiración para hacer un disco en homenaje a la música folklórica, pero también con un sello propio?

-NL: Pienso que nace de la necesidad de conectar con el folklore, de conectar con esta música de la cual yo no tenía claridad del todo, además no tenían idea de lo que me iba a enriquecer como artista. Ahora me doy cuenta de que sí, que me ha hecho conectar mucho con el instinto de la música, con su licencia, a construirme mejor como cantante, como músico. Me

 ha enriquecido en muchos aspectos y me ha entregado mucho en lo que hago. Eso pasa cuando puedo hacer algo que me gusta.

  1. ¿Cómo fue el proceso de seleccionar los temas que conformarían los dos volúmenes de ‘Musas’? – Elegimos mucha música con Los Macorinos.

 Fue un largo tiempo trabajando para encontrar las canciones con las que haríamos estos dos volúmenes. La idea no era grabar un disco, sino una cantidad enorme de canciones para en algún momento de mi vida liberarlas. Al final elegimos liberar el proyecto y hacerlo en dos partes porque era demasiada música y canciones esperando por ser grabadas también. En algún momento podrían ser tres quizás. Es un proyecto que tiene mucho para seguir haciendo y del cual yo quería un equilibrio entre lo tradicional y lo popular.

 -JC: ¿Cuál es tu comida y bebida favorita?

 -NL: Creo que mi platillo tradicional mexicano sería mole, por ser una mezcla rica de ingredientes; y una bebida sería mezcal porque me gusta cómo se evapora en la boca y se expande en segundos; también sería ponche, porque cuando lo pruebo, vienen a mi mente los paisajes y esa sensación se me hace súper padre”, finalizó Natalia.

-JC: ¿Qué mensaje les das a todas las chicas que quieren ser como tú, que experiencia nos quieres contar?

-NL: ¡Sabes Julio! He aprendido a ser muy paciente con mi sueño, hay que trabajar mucho. El primer disco que grabe le fue muy bien, se hizo muy famoso, y después vino la caída, muy dura para mí, salió mi disco de ‘La Forquetina’ y ya casi ni quería dedicarme a la música, luego me fui a Canadá y tuve que empezar todo de nuevo. Y he entendido la importancia que tiene disfrutar los procesos, no hacer las cosas por el resultado final, sino por vivir todo lo que se teje un proyecto y al final pasan cosas muy bonitas”, como ahorita, platicar contigo de mi música y que difundas el trabajo del artista, ¡gracias Julio de verdad!, agradezco por la entrevista y quiero mandar un saludo a todos los lectores de la revista Voces Escritas y como tú dices ….”Con mucho power” ¿no?…

 No dejen de leernos en esta su columna “Deporte Infinito”, mis redes sociales son Twitter: @juliocesarbs Facebook Deporte Infinito con Julio Cesar Barragán.

 

FOTO: JORGE CARVALLO (EFE)

Compartir

También te puede gustar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *