La Columna: Fuerza Política

Como Dijera en su Momento JLP: “La Solución Somos Todos”

 

Por José Luis Sosa

Hoy por hoy la clase política nos ha quitado entre muchas otras cosas, el poder de asombro, pues pareciera que ya es normal que un gobernador o funcionario público saqueé, cometa toda clase de abusos y excesos, entre otros y no suceda nada como lo hemos visto en algunos casos, a diferencia de un simple mortal que por hambre pudiera robarse un pan o un litro de leche y ser encarcelado.

Ahora que Andrés Manuel López Obrador en su tercer intento gana las elecciones presidenciales por un muy amplio margen ante sus opositores, para muchos llega una luz de esperanza, vislumbrando que como por arte de magia toda la existente corrupción desaparezca y México se convierta de la noche a la mañana en ese país que todos los de bien hemos soñado, pero lamentablemente la cruda realidad no es así, se requiere de todo un proceso de transformación con la colaboración de los gobiernos en todos sus niveles, Los Poderes de la Unión, del sector privado y la ciudadanía en general para así poder transformar y erradicar de raíz este terrible mal que nos aqueja y no nos deja crecer como el país que podemos y debemos ser.

Cabe comentar que en los 70’s cuando José López Portillo se perfilaba como presidente de la República, su ingenioso lema de campaña fue; “La solución somos todos”, pero ya en el poder se transformó en; “La corrupción somos todos”.

Ahora durante se discurso de cierre de campaña en el Estadio Azteca de la CDMX, AMLO de Juntos Aremos Historia, habló de la 4° Transformación la cual se dará de forma pacífica, así como muchas promesas durante su campaña las cuales lo posesionaron como el candidato con mayor popularidad electoral logrando el 52.96% de la votación a nivel nacional, esperamos que no sólo sean promesas de campaña como lo han hecho sus antecesores y que estas las lleve a cabo y no fallarle a quienes votaron por él, como lo ha dicho en repetidas ocasiones que no les va a fallar.

Pues cabe recordar que cuando Andrés Manuel fue Jefe de Gobierno en la Cuidad de México si realizó importantes obras de vialidad modernizando la metrópoli y principalmente el segundo piso del periférico de libre acceso hasta la fecha sin costo para los usuarios, apoyo económico mensual a personas mayores y se abrieron comedores públicos para gente de escasos recursos, entre otros beneficios a los capitalinos, pero en cuanto al tópico de corrupción ciertamente no vimos ningún cambio a favor. Ya cuando sea presidente de los mexicanos esperamos ser testigos de todos esos cambios que nos ha prometido, y que juntos hagamos esa historia.

Es importante reconocer que cuando era Jefe de Gobierno, perredista, toda acción se vería reflejada en captar adeptos de la ciudadanía en su camino a las elecciones presidenciales y captar un mayor número de votos.

Por otra parte, como es del conocimiento de todos, cuando Enrique Peña Nieto era Gobernador del Estado de México, se planeó la construcción del segundo piso en el periférico, pero a diferencia hasta donde sabemos, la inversión para su desarrollo fue de la iniciativa privada y pública (del Estado de México), lo que representa que este tenga un costo de peaje por kilómetro recorrido.

En otro orden de ideas, en un país de libre pensamiento y libertad de expresión, se dejan ver y escuchar diversos puntos de vista, unos favorables hacia López Obrar y otros no muy halagadores, entre ellos, el que todo seguirá igual y tan sólo fueron acuerdos y que esto es el nacimiento del nuevo PRI, algunos otros comentan que eso no es real, que este si es un verdadero cambio, en fin, como siempre se suscita en una democracia, lo que el pueblo en general pide son hechos reales de lo prometido, las palabras se las lleva el viento y se tornan huecas y lacerantes cuando carecen de sustento real, solo nos queda esperar a que el 1° de diciembre Andrés Manuel López Obrados tome posesión como presidente de México y nos lleve por buen rumbo, sin necesidad de exigir que cumpla lo que prometió en campaña.

Pongamos con optimismo, buena voluntad y honestidad plena nuestro granito de colaboración cada uno de los mexicanos y construyamos juntos la gran nación que debemos ser y merecemos.

 

 

Compartir

También te puede gustar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *