F u e r z a P o l í t i c a: Las Malas Influencias…

Por José Luis Sosa
• Las Malas Influencias…
En nuestro México real hoy por hoy sufrimos de violencia en sus distintas modalidades, falta de educación cívica, valores como ser humano, pues no es lo mismo ser un humano a ser humano en la vida en términos general, entre otros tópicos que realmente son preocupantes y que como ciudadanos si no corregimos en su momento, va dejando una no deseable estela en la conducta de la gente, ciertamente esto es una responsabilidad conjunta de sociedad e instituciones de gobierno, para erradicar costumbres que no permiten a nuestra Nación crecer y mejorar nuestro nivel cultural, educativo, económico, profesional, ético, de buena conducta y buen comportamiento con bases sólidas y de buenos principios para alcanzar un mejor nivel de vida y que otros países volteen a vernos como un país modelo y ejemplo a seguir.
Se dice que comúnmente es más sencillo adoptar o tomar los malos ejemplos y las cuestiones negativas, a rescatar la buena conducta y valores que desafortunadamente se están perdiendo, esto igual por lo negativo que a diario vemos en la televisión, las redes sociales y plataformas digitales, entre otros.
Un mal ejemplo resultan ser las narco series televisivas y los narco corridos donde a fin de cuentas llega un punto donde los malos se convierten en una especie de ídolos, principalmente entre los jóvenes que se dejan deslumbrar por un poder opaco, el poder económico con un status de vida poco usual e inalcanzable para el ciudadano común, producciones con desmedida violencia que de una u otra manera repercute en un posible mal comportamiento del individuo que gusta de ver estas teleseries o películas que podrían ser una especie de apología del delito, como sucedió con un cantante de música grupera por su videoclip y se vio en problemas con la justicia.
Un claro ejemplo en cómo la población es muy sensible de influenciarse, es el caso de él capo Edgar Valdés mejor conocido como “La Barbie”, quien cuando fue detenido por autoridades Federales, y al aparecer ante los medios de comunicación vistiendo una playera verde de una prestigiada marca de ropa, esta prenda se puso de moda en diversos niveles económicos y las playeras piratas se comenzaron a vender en todo el país y muchos jóvenes y otros no tanto, orgullosos portaban una playera tipo Polo muy similar a la antes mencionada.
En cuanto a la televisión, antes se cuidaba el lenguaje, censuraba y hasta se multaba a los conductores que dijeran palabras subidas de tono e inadecuadas para el tele espectador, pues en los hogares principalmente diariamente se encuentran frente al televisor menores de edad, y algunos de los que conducen tal o cual programa utilizan un vocabulario inadecuado que llega al público de todas las edades, y esto se traduce en un mal ejemplo, principalmente algunos programas de televisión de paga y los reality shows donde de 10 palabras 6 son groserias algunas de ellas muy subidas de tono, y lo mayormente lamentable de esto es que se convierte en un status y moda para la juventud mexicana, y esto se refleja en el comportamiento juvenil que en muchas ocasiones en la actualidad ya les resulta de lo más normal y nice expresarse con groserías de todos los colores y sabores en cualquier lugar, por igual frente de mujeres, niños o de quien sea, es decir al parecer se ha convertido en una moda. Para erradicar estas insanas costumbres es cuestión de conjuntar esfuerzos desde el núcleo familiar, el sector educativo escolar y de las autoridades que deberían regular los contenidos que se transmiten por radio y televisión como lo marca la Ley Federal de Radio y Televisión. Y que por igual los concesionarios lleven a la práctica una auto regulación de contenidos.
En otro orden de ideas, cabe recordar que a 17 años del lamentable acontecimiento del 11 de septiembre en las Torres Gemelas en la Ciudad de Nueva York, en su momento el gobierno estadounidense propuso controlar el contenido de las producciones cinematográficas pues algunas de ellas podían servir de mal ejemplo o simplemente aportar ideas para delinquir, esto por la ingeniosa creatividad de los escritores que con la sana intención de crear una espectacular y atractiva historia, ésta a su vez pudiera servir de inspiración para quienes buscan delinquir a la alta escuela.
Otro mal ejemplo son los juegos virtuales los cuales mientras contengan un mayor grado de violencia y agresión, son los más cotizados y predilectos por los niños y jóvenes, que, según diagnósticos emitidos por expertos en el tópico, definitivamente sí repercuten de manera negativa seriamente en el comportamiento y actitud de quienes los utilizan por horas.
Muchos de ellos su realismo es impresionante, su nivel de violencia y destrucción llegan a ser insospechados.
Mucho se habla con respecto a que los niños y jóvenes son el futuro de México, aunque la realidad es que son el presente y el futuro, es por ello que se deben irse formando con bases sólidas y bien cimentadas con una buena educación y formación educativa con valores y buenos principios, pues aunque cada quien de manera independiente y personal va forjando su propio destino, es un factor muy importante todo lo que se recopiló durante nuestro recorrido, desde nuestro nacimiento hasta la formación profesional de cada individuo.
Es así que para conseguir un panorama prometedor para las actuales y nuevas generaciones, es cuestión y responsabilidad de todos, cambiemos todos, cambiemos México.

Compartir

También te puede gustar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *