LAS COSAS QUE UNO VE: La Caravana Migrante

FOTO: FE Hilda Rios / EFE

Por Paty Larrañaga

El hambre y la violencia en los países centroamericanos no es un cosa natural, ha sido provocada por los países del primer mundo que saquearon esas naciones y de hecho les siguen saqueando, se llevan  sus recursos naturales a  precios ridículos, por ejemplo, el caso de El Salvador donde les construyeron carreteras maravillosas la United fruit company para poder sacar la fruta muy rápido y llevarla a Estados Unidos y dejen aparte la fruta, sus maderas, su pesca, su minerales, de hecho, en México también tenemos  el problema de las minas, ya que casi todas son canadienses. Esos países han generado un nivel de vida paupérrimo en Centroamérica y la poca ayuda que les dan en muchos casos, los gobiernos se la roban y no llega dónde tiene que llegar, consecuencia de esto es la falta de oportunidades, de cultura y hasta de sanidad. Los menos preparados tienen muchos hijos y luego no los pueden mantener y la delincuencia es su mejor opción, la situación es brutal, porque además de la delincuencia está el rencor social por no tener lo que creo que me merezco y esto ha traído esa cantidad de sanguinarios sicarios que pululan por nuestros países y son capaces de matar por 10 pesos, al fin no tienen nada que perder.

La caravana migrante que no es la primera y no será la última y nos deja varias ideas para pensar, la primera es que se juntaron, vienen en bola para que no los atrapen en México las bandas de la delincuencia organizada, que sabemos son de lo peor, así en montón será un poco más difícil,  vienen engañados por gente que les prometió cosas que no se pueden cumplir, están mal informados y se están arriesgando a que el ejército de Estados Unidos los masacre al llegar a la frontera, pues el Trumpetas está listo para hacerlo porque esto le daría muchos votos para la próxima elección, lo cual nos da un indicio de que alguien movió los hilos para que esa gente se lanzara a lo bruto sin pensar en las consecuencias. Habría que informarle a los centroamericanos que pasar por México es un calvario y que hay mucha gente mala que está dispuesta a desaparecerlos, habría que informarles que el llamado “sueño americano” no existe más, que no los quieren ahí ni a ellos ni a nosotros, que los mexicanos también tenemos muchos problemas y aunque tenemos una tradición de asilo, la estamos pasando difícil para darles una vida adecuada a nuestros propios connacionales, también debido a la cantidad de población de nuestro país, no alcanza para todos.  Nos llama mucho la atención la ridícula puerta que divide México de Guatemala, no pido un muro, desde luego, pero por lo menos algo no tan ridículo, de risa vaya, con dos patadas se cayó, y este domingo otra vez fue derrumbada. También es notable la falta de preparación de nuestro gobierno para una situación así, si bien no habría que masacrarlos por lo menos meterlos al orden, pero como siempre nuestras autoridades se vieron rebasadas.  ¿Cómo es posible que a plena luz del día haya habido gente dándoles dinero a los migrantes sin que nadie investigara quién esta patrocinando esto?, bueno, si nadie pudo detener a un convoy de camionetas con hombres fuertemente armados en pleno Naucalpan, y ni siquiera saben quiénes son o qué andaban haciendo, mucho menos en ese terreno tan lejano como es la frontera de Chiapas donde no hay ni Dios.

Se me hace muy difícil creer que muchas mujeres embarazadas con dos y tres hijos colgando de sus brazos, no les duela o les preocupe el calvario que significa un viaje a pie como ese, lo que nos habla del nivel de desesperación y de ignorancia de la gente.

La conciencia debería de llegar por los países ricos en preocuparse porque esas naciones tan pobres eleven su nivel de vida ayudándolos a salir del bache, no quitándoles los apoyos porque entre más gente haya en esas condiciones por ahí, más problemas van a tener ellos en especial Estados Unidos y entre otros, Italia con el problema de los africanos que están en las mismas y todos quieren ir a Europa, ya se le olvidó al mundo que los diamantes más maravillosos que ostentan en sus joyas son Africanos y que han saqueado esas poblaciones para obtener beneficios que el pueblo africano no tiene. Así está el mundo queridos lectores, mucha población, pocas oportunidades, menos alimentos, más enfermedades y la solución no se vislumbra, la situación se agravará día con día. La gente con menos cultura tiene más hijos, contamina más, se enferma más, sufre más y es presa fácil para la delincuencia. Y podemos agregar un punto muy grande en contra y es la cerrazón y la estupidez de Trump que si se atreve a negar el cambio climático es capaz de negar cualquier cosa.

Por otra parte nos alarmamos mucho con los dados por las organizaciones como Alto al Secuestro y Red Ciudadana que informaron esta semana que la delincuencia va a la alza sobre todo en el caso de los asesinatos con dolo y los  feminicidios y podemos darnos cuenta que  con las leyes que tenemos actualmente muy poco se puede hacer para detener tanta violencia sobre todo por la puerta giratoria de la ley, en donde los policías (claro los buenos policías), se arriesgan para atrapar a un delincuente, este sale rapidito y luego los busca para desquitarse, entonces muchos ya no quieren hacer su trabajo, o se hacen de la vista gorda y si lo pensamos pues tienen mucha razón. Por otra parte, las cárceles en nuestro país que no sirven para regenerar a los delincuentes, pues se la pasan tomando cursos de palitos y bolitas, rascándose la panza y haciendo llamadas de extorsión, son cientos los personajes que han estado tres o cuatro años por un delito, salen y se vuelven a cometer el mismo delito, entonces de qué les sirvió estar encerrados, ¿para prender artes plásticas?, hay mucho que trabajar en el sistema penal y sin hacerles daño ponerlos en programas que les hagan recapacitar y pensar que no es nada bueno estar ahí adentro, recuerdo mucho la cárcel de una película de Pedro Infante donde todos los presos andaban en friega en una lavandería de ropa con agua hirviendo y lejía, se lea agrietaban las manos y lo único que deseaban era salir, o cuando los bolillos salían de la cárcel ahí los fabricaban y también las placas de los automóviles, picar piedra, ir a las salinas trabajar en el campo en granjas, en fin algo que les duela y que los haga recapacitar, desde luego también un lavado de cerebro, para lo que realmente salgan con miras de mejorar su vida y la de su familia a la que tanto daño le causan. Se me ocurre que si en Barrientos ya no caben porque de hecho hay dos o tres mil más de los que debe haber, pues que ellos mismo construyan su penal y lo que haga falta.

En fin, el horno no está para bollos y la situación pinta muy difícil, mientras no se endurezcan las penas y realmente se pague por el delito que se cometió en la medida que se realizó el hecho, pues no vamos a salir adelante y les comento el caso de Portland Oregon en los Estados Unidos, que las penas son tan fuertes que nadie comete delitos, porque nadie quiere estar en la cárcel…Finalmente les comento que antes nadie nos preguntaba nada, el gobierno hacía lo que quería y solo nos dábamos cuenta cuando ya se había hecho y ahora que nos preguntando hay tanta gente tirando mala onda, lo que nos demuestra que nos gusta la mala vida…En fin que el aeropuerto se coloque donde menos haga daño a la ecología y a la CDMX que al parecer tendrá muchísimos problemas además de los que tiene ya, para proveerse de agua.

Compartir

También te puede gustar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *