La Ciudad de México: una ciudad global con enorme potencial e importantes retos.

Por José Luis Sosa

Foto: EFE / END  Ampliar

 

La Ciudad de México es considerada una importante ciudad global por los intercambios económicos y culturales que en ella se llevan a cabo todos los días. Sin embargo, aún no es considerada una ciudad Alfa – o Alfa ++ de acuerdo a algunos índices – como lo son las ciudades de Nueva York, París, Londres o Tokio, pues tiene importantes retos que superar para estar en los primeros lugares del ranking mundial. Así lo expone en entrevista exclusiva la destacada maestra en Derecho por la Universidad de Harvard, Malkah Nobigrot Kleinman, quien es una experta en el tema de Ciudades Globales como motor de desarrollo económico y que actualmente se desempeña como Asesora del Secretario de Desarrollo Económico de la CDMX.

 

Nos explica la Maestra Nobigrot que el término de ciudades globales empezó a usarse en los 70’s por diferentes autores quienes, si bien le han dado diferentes matices, coinciden en señalar que este tipo de ciudades destacan por su capacidad de concentrar segmentos de cadenas de valor de la economía global y por ser centros en los que se realizan diariamente importantes intercambios económicos y culturales con otros países y ciudades del mundo. Lo anterior ha propiciado que el impacto de algunas de estas ciudades como polos de desarrollo económico supere incluso el de las naciones en donde se encuentran.

“Si bien las ciudades siempre han sido polos económicos y de desarrollo, su influencia fue mermada a raíz del orden político y jurídico internacional y el surgimiento del Estado moderno con el establecimiento con la paz de Westfalia de 1648, en donde, en adelante, todo el protagonismo en el derecho internacional recaería en los Estados, a tal grado que las ciudades, en extricto sentido, no son sujetos en el derecho internacional público. No obstante, desde antes incluso de los años 70´s, el poder de facto de los estados-nacion se ha ido diluyendo gradualmente en parte porque dejaron de monopolizar el control de la información y del poder económico, además de que estos se diversificaron en manos de otros actores cuyos vínculos incluso trascienden las fronteras nacionales.”

“El poder de las ciudades globales ha ido en ascenso. Incluso, existen ciudades que concentran segmentos de cadenas de valor más especializadas y valiosas, lo que ha repercutido en que sus economías, e iuncluso sus PIBs, superen al de muchos países.”

“Es necesario aclarar que lo anterior se ha debido en parte a que, en la economía global, ningún país monopoliza y concentra las cadenas de producción en su totalidad. Estas estan segmentadas y distribuidas mundialmente dependiendo del valor que cada centro de desarrollo le puede aportar a esas cadenas. Así, por ejemplo, en la cadena de valor del sector automotriz, México aporta el ensamblado, mientras otras ciudades se especializan an aportar segmentos con quizá más valor como el diseño, la producción de piezas diversas y la tecnología que conlleva la producción de los automóviles.”

“En este sentido, el gran reto para México será, además de ajustarse a la disrrupción en muchos sectores de la economía que está generando la automatización y las nuevas tecnologías, insertarse en nuevas cadenas de valor y/o mudarse a segmentos que tengan más valor económico y sean menos sustituibles.”

En cuanto a la Ciudad de México, explica la Maestra Nobigrot, tiene la vocación predominantemente por atender a la industria de servicios. “Estoy convencida que el mejor servicio del mundo está en México y especialmente en la Ciudad de México; esto es algo que nos distingue y en lo que destacamos. La calidad del servico que aportamos en diversas industrias, especialmente la gastronómica, la turística, la hotelera y cultural, por nombrar algunas, no tiene paragón”. “Somos una ciudad vibrante, con una oferta cultural e histórica única, con una riqueza de tradiciones y gastronomía de la que no muchas ciudades pueden presumir. Cada Alcaldía tiene su vocación única – incluso hay algunas cuya vocación es agrícola – y aporta un abanico de experiencias y tradiciones únicas, además de una diversidad de ambientes, gastronomía, paisajes y servicios.”

“Por ejemplo, Xochimilco, Coyoacán, La Roma, La Condesa, Polanco, el Centro Histórico o el sur de la Ciudad, todas son zonas que tienen sus vibras, sus sabores, sus olores, sus rincones secretos, sus mercados, sus paisajes y una oferta cultural específica. Incluso el carácter de quienes las habitan, es muy diverso. Podemos viajar en una misma ciudad y tener diferentes experiencias y entornos. Además, debo destacar que somos una población cosmopolita y la ciudad nos ofrece una variedad enorme de posibilidades para atender nuestras exigencias – además para todos los presupuestos, lo que no se encuentra tan facilmente en otras ciudades.”

“Otro factor importante. Aunque a veces no nos concibamos como tal, quienes habitamos esta ciudad nos caracterizamos por nuestra bonhomía, nuestra alegría, nuestra energía, nuestra capacidad de servicio, y sí, nuestra resiliencia, picardía, creatividad y capacidad de resolver los diversos retos que se nos presentan a diario.”

Y hablando de retos, la experta nos señala que algunos de los principales en los que tiene que trabajar la Ciudad de México son los obvios como la inseguridad, la contaminación, la corrupción, urbanización e infraestructura, la eficiencia energética – sobretodo la utilización de energías limpias y sustentables – y el manejo de los deshechos y distribución del agua; una urbanización eficiente y sobretodo que responda al ciudadano que habita las zonas más que a intereses económicos; la creación de espacios públicos incluyentes, con enfásis en espacios verdes; eficientar nuestros transportes colectivos a fin de proveer servicios más seguros y en los que se acoten los tiempos de traslados”.

“Pero también hacer una mejora regulatoria a fin de que seamos más competitivos y se invierta menos tiempo en realizar trámites administrativos y sacar permisos – sobretodo para la apertura y disolución de negocios. Y en otro ámbito, invertir en tecnología para hacer a la ciudad más inteligente, navegable y amigable para aumentar la calidad de vida de los miles de habitantes que vivimos y trabajamos en ella.”

“A la Ciudad de México le falta para ser una ciudad Alfa. Necesita actualizarse, potencializar e innovar en sus industrias; tiene que invertir en ciencia y tecnológia para insertarse en segmentos de las cadenas de valor globales que tengan un mayor impacto y que aporten mayores beneficios palpables, en especial económicos, y sean menos sustituibles con la automatización.”

Otro aspecto que la asesora enfatiza es que los mexicanos como ciudadanos tenemos un importante valor en el mercado laboral mundial, ya que tenemos cualidades que se buscan en otras partes del mundo, pues somos muy creativos e ingeniosos, nada se nos complica y cualquier ciudad nos queda pequeña en comparación con la Ciudad de México, es por ello que señala que “nos la tenemos que creer”. 

“Somos muy talentosos, el problema es que no nos la creemos. Para que la Ciudad de México sea una ciudad innovadora y competitiva, quienes la habitamos tenemos que empoderarnos, abrir nuestros ojos a lo que sucede internacionalmente y dónde se están haciendo las cosas bien y de forma innovativa. Más importante, debemos creer en nuestras capacidades que son muchas: adaptabilidad, creatividad, capacidad para resolver y enormes ganas de salir adelante, a pesar de las adversidades. Es por ello que todos tenemos que contribuir diariamente en nuestro trabajo siendo mejores, más productivos e innovadores. Tenemos que hacer que la Ciudad de México sea punta de lanza para el desarrollo económico y la innovación en todos los ámbitos. Nuestro potencial es enorme, concluyó la también periodista.

Malkah Nobigrot Kleinman es mexicana y experta en negociación internacional, diseño institucional y normativo. Es Licenciada en Derecho por la Universidad Iberoamericana y Maestra en Derecho por la Universidad de Harvard, institución por la que fue becada y en la que también fue investigadora invitada. Cuenta también con una especialidad en gestión de proyectos por la Universidad de Georgetown y en juicios orales por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y ProDerecho.

Fue la primera mexicana seleccionada en el programa de Jóvenes Profesionales del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) institución en la que fungió como Consejera del Presidente, Especialista en Operaciones de Reformas al Estado y consejera del Representante del BID en la Oficina Especial en París atendiendo la relación con los miembros no regionales del Banco.

En México ha ocupado diversos cargos públicos en las secretarías de Relaciones Exteriores, de Trabajo y Previsión Social, de Hacienda y Crédito Público y en la Comisión Federal de Electricidad. También se desempeñó como Abogada Secretaria de Estudio y Cuenta en la ponencia del Ministro Presidente Mariano Azuela Güitrón en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, como abogada en el despacho Goodrich, Riquelme y Asociados y como especialista en negociación internacional y diseño institucional y normativo en Inteligencia Pública.

Es políglota y ha sido oradora especial en múltiples foros nacionales e internacionales, recientemente fue invitada por los gobiernos de India y Qatar. Ha sido entrevistada y citada por medios nacionales y extranjeros y ha publicado en Animal Político varios artículos sobre aspectos de diseño institucional y normativo.

 Asimismo, fue productora de contenidos, analista política y conductora de programas de televisión de contenido cultural y político en Efekto TV y comentarista en Proyecto 40 y Radio Capital.

Es vicepresidente de la Academia de Periodistas de la Benemérita y bicentenaria Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, miembro del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales  y miembro de la Asociación Nacional de Periodistas de Radio y Televisión.

Compartir

También te puede gustar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *